Piensa dos veces antes de compartir una foto o vídeo

La actividad estival hace que la cámara de nuestro teléfono móvil tenga más trabajo del habitual: detalles de los lugares que hemos visitado, gente con la que hemos estado, fiestas a las que hemos asistido, etc. Compartir parte de esas fotografías (o todas) en una red social es algo habitual para algunas personas y entraña algunos riesgos.

Según datos del e Investigaciones Sociológicas (CIS), una de cada cuatro personas (24.5%) se ha arrepentido alguna vez de haber colgado algo en una red social. Te recomendamos que pienses en quién podrá ver tus fotos antes de pulsar el botón de compartir en tus redes sociales. Si tu perfil es accesible para los buscadores, ten en cuenta que cualquiera podrá ver, por ejemplo, las fotos, vídeos o comentarios que publicas. La Agencia dispone de una serie de vídeo tutoriales explicativos elaborados junto a INCIBE en  los que explica cómo accceder a la configuración de privacidad y seguridad de algunos de los servicios más populares en Internet para que tu perfil no se muestre cuando, por ejemplo, introduzcan tu nombre en un buscador.

Una vez que tu perfil ya no sea accesible para los buscadores, piensa también en que las personas a las que das acceso a tu información eligen a su vez quien puede tener acceso a su perfil: amigos, amigos de amigos o todo el mundo. Si compartes una foto con tus seguidores o amigos en una red social y uno de ellos indica que algo le gusta, un amigo de amigo, al que no tienes por qué conocer, puede terminar viendo esa imagen. Y es posible que haya situaciones que quizás no quieres compartir con desconocidos.

Siguiendo con los datos del CIS, un 12.2% de los encuestados afirma haber tenido problemas por contenidos que otros han colgado en una red social. Debemos recordar que necesitamos consentimiento de las personas que aparecen en las fotos que tomamos antes de compartirlas en Internet o de sus padres o tutores en el caso en que aparezcan menores.

Evita decir dónde estás

Compartir en Internet fotografías de tus viajes o tu geolocalización a través de una aplicación puede dar información a los delincuentes para saber cuándo no estás en casa. Ten cuidado también con compartir imágenes de tus billetes o tarjetas de embarque, ya que sus códigos pueden ser utilizados para acceder a tus datos personales y conocer el destino y fechas de tu viaje.

Desconfía de las WiFis abiertas y ordenadores compartidos

En verano pasamos mucho tiempo lejos de la WiFi de nuestra casa o del trabajo. Esto hace que consumamos los datos contratados rápidamente y andemos a la caza de WiFi gratuito. Las redes abiertas en ocasiones pueden ser utilizadas por ciberdelincuentes para robarte tus datos personales y contraseñas. Si las utilizas, no introduzcas tus contraseñas, no intercambies información sensible, no te conectes a tu servicio de banca, y no compres por Internet con ellas.

Del mismo modo, cuando estamos de viaje, pueden surgir situaciones en las que nos vemos obligados a hacer un trámite y conectarnos desde un ordenador público de un hotel o un locutorio. En estos casos te recomendamos utilizar la opción de navegación privada del navegador, no guardar tus contraseñas en el dispositivo compartido y, después de utilizarlo, cerrar todas las sesiones que hayas abierto (correo electrónico, webs, chats, etcétera).

Adelántate al robo o pérdida de tus dispositivos

 Cuando viajas o realizas actividades veraniegas como ir a la piscina, la playa o visitar lugares turísticos, aumentan los riesgos de perder o que nos roben nuestro móvil o tableta. No solemos ser conscientes de la cantidad de datos e información personal que contienen. Te recomendamos que hagas una copia de seguridad de la información que almacenas y no olvides añadir un sistema de clave o patrón para bloquear los dispositivos.

En la Guía de Privacidad y Seguridad en Internet encontrarás más información sobre cómo poner en práctica todos estos consejos y en nuestro outube puedes ver vídeos tutoriales para configurar la privacidad de tus cuentas en redes sociales.

Ante todo, disfruta de las vacaciones

Por último, si te pasas el día pegado a tu teléfono móvil, en Internet y compartiendo todo lo que haces en tus redes sociales, te perderás muchas cosas buenas de tus vacaciones. Si puedes, desconecta, mira a tu alrededor, comparte tiempo con tus seres queridos y disfruta de las vacaciones.