Radiografía de los profesionales de la privacidad. Encuesta

La Asociación Profesional Española de la Privacidad ha lanzado un estudio llamado Radiografía de los profesionales de la privacidad para conocer las circunstancias en las que realizan sus funciones los delegados de protección de datos y los profesionales de la privacidad que prestan sus servicios en España.

El RGPD incorporó la figura del delegado de protección de datos (DPD) para supervisar el cumplimiento cuando el tratamiento de datos se realiza por una autoridad pública, o por aquellas entidades privadas cuyas actividades principales consistan en operaciones de tratamiento a gran escala que requieren un seguimiento habitual y sistemático de los interesados, o si las actividades principales del responsable o del encargado consisten en el tratamiento a gran escala de categorías especiales de datos personales y de datos relativos a condenas e infracciones penales.

Por su parte, la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD), al amparo de la habilitación prevista en el artículo 37.4 del RGPD, amplió el campo de la obligatoriedad de disponer de DPD a las entidades que relaciona en su artículo 37.1.

El RGPD concibe al DPD como una figura clave del sistema de gestión de los datos personales y establece las condiciones que deberá reunir: disponer de conocimientos especializados del derecho y la práctica de protección de datos, así como de la capacidad para desempeñar las funciones y cometidos que le atribuye el propio RGPD y la LOPDGDD con total independencia, sean internos o externos al responsable o encargado.

Con el objetivo de servir de ayuda, por una parte, a los responsables y encargados del tratamiento que han de designar un DPD de manera obligatoria, o voluntaria como medida que les facilite el cumplimiento de la normativa, y, por otra, a los propios DPD en el ejercicio de sus funciones, el Comité Europeo de Protección de Datos convalidó las Directrices sobre los DPD que, en abril de 2017, elaboró el Grupo del Artículo 29 y que incluyen una serie de recomendaciones y buenas prácticas.

Transcurridos más de dos años desde la aplicación del RGPD, se han comunicado a la Agencia 60.000 DPD. Sin embargo, esta comunicación, por su propia naturaleza, no puede proporcionar un conocimiento de todas las características y circunstancias en las que realizan sus funciones.

Con este marco, la Asociación Profesional Española de la Privacidad (APEP), en el ámbito de sus actividades de responsabilidad social , ha lanzado un estudio llamado Radiografía de los profesionales de la privacidad con el objetivo de conocer mejor a los delegados de protección de datos y a los profesionales de la privacidad que prestan sus servicios en España.

El estudio requiere de una información cuya recogida, a través de un cuestionario, ya se ha realizado a los miembros de la Asociación y ahora se quiere lanzar al resto de DPD y profesionales de la privacidad en España.

Esta iniciativa puede proporcionar información sobre el estado de situación de los DPD y cómo está funcionando en España esta figura clave para el cumplimiento de la normativa aplicable y, en consecuencia, como garantía del derecho a la protección de datos.

 

Para participar en dicho estudio se requiere responder al cuestionario, que está disponible en este enlace (ENCUESTA).