Saber más...

Última revisión

Duplicado de SIM o “SIM Swapping”

Duplicado SIM

El duplicado de la SIM se suele solicitar al operador de telefonía móvil cuando ha habido una pérdida o robo de la SIM o esta se ha deteriorado. Pero existe la posibilidad de que se solicite de forma fraudulenta una copia de nuestra SIM. ¿Con qué objetivo? Al conseguir un duplicado de nuestra SIM, automáticamente tendrán acceso a nuestros contactos y podrán acceder a todas aplicaciones y servicios que tengan como procedimiento de recuperación de clave el envío de un SMS con un código para poder cambiar las contraseñas. En definitiva, podrán suplantar nuestra identidad, pudiendo dar acceso y control a, por ejemplo: nuestras cuentas de correo electrónico; cuentas bancarias; aplicaciones como WhatsApp; redes sociales, como Facebook o Twitter, y un largo etc. Con el cambio de clave de acceso por terceros perdemos el control de nuestras cuentas, aplicaciones y servicios, lo que puede suponer una gran amenaza.

 

Cómo saber si te han duplicado la SIM

Cuando se activa un duplicado de la SIM la nuestra se desactivará automáticamente. No podremos enviar o recibir llamadas o SMS, ni tendremos servicio de datos. Por tanto, si detectas que tu teléfono móvil deja de tener cobertura en zonas donde habitualmente sí la tiene, puedes sospechar que tu SIM ha podido ser duplicada.

Qué hacer si sospechas que han duplicado tu SIM

Ante la sospecha de que tu SIM ha podido ser duplicada debes actuar con rapidez.

Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu operador de telefonía y preguntar si se ha generado un duplicado de tu SIM. En caso afirmativo, solicítales que bloqueen ese duplicado, ya que no ha sido solicitado por ti y no está bajo tu control.

Si tu banco utiliza como doble factor de identificación un código que envían a tu terminal a través de un SMS, ponte en contacto inmediatamente con tu banco y avísales de que tu SIM ha sido duplicada de forma fraudulenta para que vigilen y, en su caso, anulen cualquier movimiento sospechoso en la gestión de tus cuentas bancarias. Cada vez son más las entidades bancarias que utilizan el SMS como doble factor de identificación, elevando los riesgos ante este tipo de ataques.

Elimina tu número de teléfono como dato para recuperar tu contraseña de todos los servicios y aplicaciones en los que tengas este método de verificación: cuentas de correo electrónico; cuentas de redes sociales como Twitter, Facebook, Whatsapp web, etc.

Con el acceso a tus cuentas de correo tendrán acceso a todos tus contactos de correo y a todos los correos enviados y recibidos, con lo que podrían obtener información como qué banco utilizas, posibles PIN de tarjetas guardados en él (con los riesgos que ello supone), así como obtener mucha información que pertenece a tu vida privada, datos personales que es fundamental proteger.

Además, podrían enviar correos, participar en redes sociales y otras aplicaciones, suplantando tu identidad, incluso podrían cometer acciones delictivas haciéndose pasar por ti.

Ante cualquier sospecha es importante actuar lo antes posible.

Qué medidas tomar para evitarlo

Los riesgos que conlleva que se obtenga un duplicado de la SIM son muchos y, aunque evitarlo no está siempre en nuestras manos, son los operadores de telefonía móvil los que tienen que extremar las precauciones y asegurarse de que quien solicita el duplicado de la SIM es efectivamente el cliente, sí podemos tomar medidas para que, si esto pasa, el impacto sea más leve. Algunas recomendaciones:

  • Establecer un PIN o clave para desbloquear la tarjeta SIM.
  • No compartir con nadie el PIN el desbloqueo de tu SIM.
  • Evitar los SMS como método de autenticación en dos pasos.
  • Medir la información que se comparte por internet.

 

Cómo saber si tienes activada la geolocalización por terceros.

Geolocalización

La geolocalización de tú móvil posibilita obtener servicios muy útiles a los que estamos muy acostumbrados, como indicaciones de ruta, recomendaciones de restaurantes cercanos, búsqueda de cajeros, registro de localización en imágenes y vídeos, y un largo etc. Es un servicio que nos da muchas ventajas pero, como siempre, es importante conocer qué información estás compartiendo, cuando y con quien.

Cuando una aplicación está accediendo a la localización de tu móvil lo habitual es que aparezca en la pantalla principal del teléfono un símbolo indicando que la ubicación está siendo utilizada. Las aplicaciones de nuestro dispositivo pueden utilizar la geolocalización el primer plano (aplicaciones que estamos utilizando nosotros en ese momento) o en segundo plano (la aplicación se está ejecutando sin que nosotros seamos conscientes de ello).

Los dispositivos móviles suelen disponer de un registro en el que puedes ver el historial de localizaciones. Este historial muestra qué aplicaciones han accedido a tu localización y en qué momento. Este registro te da pistas sobre posibles accesos por parte de terceros a tu localización. Revisa el registro y borra su contenido en caso de que desees evitar que otros puedan acceder a esta información.

Dependiendo del sistema operativo de tu dispositivo (Android o iOS) las opciones para acceder a la función de localización cambian, pero en ambos es posible:

  • Configurar qué aplicaciones y servicios pueden acceder a la localización de tu móvil y en qué circunstancias: uso en primer plano (cuando se está utilizando la aplicación) o en segundo plano (se activa sin que la aplicación se esté utilizando).
  • Desactivar la localización de tu dispositivo, impidiendo así que ninguna aplicación acceda a tu localización.