Volver atrás

¿Para qué sirven los códigos de conducta y qué valor aportan?

Los códigos se constituyen como instrumentos de autorregulación que deben facilitar el cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), teniendo en cuenta las características específicas del tratamiento llevado a cabo por determinados sectores y las necesidades específicas de los tratamientos de datos efectuados por quienes se adhieren a los mismos y aportando valores añadidos de garantía, calidad y confianza en materia de protección de datos.

De conformidad con el artículo 24.3 del RGPD, introduce cómo una ventaja adicional que la adhesión a estos códigos de conducta o a algún mecanismo de certificación de los aprobados en virtud del artículo 42, podrá utilizarse como elemento probatorio del cumplimiento de las obligaciones por parte del responsable del tratamiento.

Déjanos tu valoración
Si tiene más preguntas o dudas, no dude en enviarnos sus consultas