Códigos de conducta

En el marco de la autorregulación y del principio de responsabilidad proactiva que el RGPD pretende promover, los códigos de conducta, junto con las certificaciones, destacan como una herramienta útil para demostrar que los responsables y los encargados cumplen con los requisitos establecidos en el Reglamento europeo.